Flowww Academy

Blog / Competición

¿Por qué se nada más rápido con neopreno?

El motivo principal del uso del neopreno en las pruebas de natación en aguas abiertas es para proteger a los nadadores de la hipotermia. Pero está comprobado que se obtiene una mejora en la velocidad de nado de hasta un 6% cuando se utiliza. Esto hace que la decisión de utilizarlo o no en competición (dependiendo de si la normativa lo permite) no sea exclusivamente por motivos de seguridad.

Pero ¿por qué nadamos más rápido con neopreno y a qué nadadores o triatletas beneficia más?

Flotación:

La principal causa de la mejora de la velocidad es el aumento de la flotación que provoca la utilización del neopreno. La cadera y las piernas suben con más facilidad a la superficie y la posición de todo el cuerpo es más horizontal, más paralela a la superficie del agua. Esto hace que la resistencia que genera el cuerpo por estar sumergido en el agua, denominada de forma, sea menor.

Resistencia de fricción:

A pesar de no ser tan importante como la primera, otra de las mejoras que genera es una reducción de la resistencia de fricción, la generada por el rozamiento del agua con la piel. El agua resbala mucho mejor por el tejido sintético del neopreno que por nuestra propia piel.

Gasto energético:

Estas reducciones de resistencia provocan que aumente la distancia que se avanza por cada brazada y que se reduzca el gasto energético. Es decir, si realizamos un esfuerzo a una intensidad determinada nadando con neopreno, avanzaremos más metros y a una velocidad mayor que si lo hacemos sin él.

Rigidez de movimiento:

Pero el nado con neopreno también tiene sus inconvenientes. La rigidez del tejido hace que, para mantener la misma amplitud de movimiento (sobre todo en el recobro de los brazos), haya que hace más fuerza. Esto implica que, si no hay una buena preparación previa, la musculatura de los hombros se fatigará más rápidamente.

Con todo lo explicado, es evidente que el neopreno beneficia a todos los nadadores. Pero obtendrán una mayor margen de mejora los nadadores poco eficientes a nivel técnico y con una peor capacidad de flotación. En conclusión, los peores nadadores serán los que más renta saquen de las ventajas que implica la utilización de neopreno.